El precio del Comercio justo


Balance Precio-Fairtrade

El precio del comercio justo

Según elEconomista.es, los Españoles estamos en cabeza en demandar más solidaridad a la Unión Europea. La mayoría de Españoles quieren que se aumente la ayuda al desarrollo.

Lo cual contradice esta otra noticia en el que se indica que los Españoles no estamos dispuestos a pagar más por productos procedentes de comercio justo.

Leyendo estas noticias se deduce que en España hay un gran desconocimiento de lo que es el comercio justo y los productos sostenibles.

El comercio justo se define como una forma alternativa de comercio para promover una relación comercial voluntaria y justa entre productores y consumidores.

El objetivo de comercio justo es conseguir que lo productores reciban una remuneración justa por los bienes que producen.

El comercio justo es lo opuesto al comercio “low cost” que ofrece productos a muy bajo coste a costa de explotar a los trabajadores en los países pobres, sin permitirles una vida digna y su desarrollo. Es lógico por tanto que  los productos de comercio justo sean más caros que en comercio Low Cost. 

¿Cuanto más caros deben ser los productos de comercio justo? Depende de nosotros los consumidores. Comprar comercio justo es solidarizarse con los trabajadores de los países subdesarrollados y ayudarlos.

Comprar Comercio justo debe considerarse como una ayuda a la solidaridad equivalente a los proyectos de ayuda al desarrollo.

El precio depende de los que estemos dispuestos, o de los que podamos ayudar. El precio de los productos de comercio justo es algo secundario, no debe ser el factor más importante al decidir nuestra compra, cuando lo que queremos es ser solidarios y ayudar. Si es más caro de lo que podemos asumir, quizás tendremos que comprar menos cantidad. Lo importante es comprar comercio justo en la medida de nuestras posibilidades, y así ser solidarios.

Aunque no nos podamos permitir llenar nuestros carros de productos de comercio justo,  siempre que compremos estaremos ayudando a las personas y productores en países en desarrollo.

Nuestra conclusión es que hay que dar a conocer el comercio justo como una forma de solidaridad hacia los países pobres.  Los Españoles somos solidarios, pero en general desconocemos que comprar comercio justo es una forma de ser solidarios.

En nuestra web fomentamos la compra de comercio justo y productos sostenibles como una forma de ayudar a las personas en países pobres.

Hay  productos sostenibles y productos solidarios además de los de comercio justo. En este artículo hablamos del precio de estos productos y de que éste no debe ser un factor relevante en el momento de decidir nuestra compra, cuando lo que queremos es ayudar. Sin embargo analizando en mercado vemos que no siempre los productos sostenibles son más caros. Este es el caso de los productos con certificados de sostenibilidad que podemos encontrar por ejemplo en los supermercados Lidl y en Ikea.

Deja una respuesta