Piensa sostenible


Incorporar la sostenibilidad a nuestro estilo de vida

Seguramente nos parezca bien todo lo relacionado con la Sostenibilidad. Seguramente todos pensamos que es algo bueno para nosotros y para el planeta. Sin embargo generalmente lo vemos como algo ajeno a nuestra vida diaria, algo que persiguen las ONGs y que a base de su insistencia conseguiremos un mundo mejor. Lo podemos ver como algo incompatible con nuestro estilo de vista consumista, y nos puede dar pereza o hasta miedo desprendernos de nuestros comodidades.

Quizás entonces no hayamos entendido los que significa ser sostenible, al menos como nosotros lo entendemos. Ser sostenible no implica necesariamente tener que inscribirse en una ONG.  Podemos hacerlo, pero no será suficiente.

Ser sostenible tiene que ser algo que podamos práctica en nuestra vida diaria y podamos incorporarlo en nuestros actos de forma refleja sin un esfuerzo. Pero no hemos sido educados para ser sostenibles no lo somos de forma innata, necesitas un periodo de transición en el que debemos aprender a pensar sostenible.

Para que la sostenibilidad deje de ser algo ajeno a nuestras vidas debemos aprender a pensar sostenibles. Aprender a incorporar la sostenibilidad a nuestro estilo de vida, sin que ello implique cambiar nuestro estila de vida ni desprendernos de todos los avances que hemos conseguido alcanzar en nuestra evolución humana. Incorporar la sostenibilidad a nuestro estilo de vida, es analizar cada uno de nuestros actos desde otro punto de vista, el de la sostenibilidad. Es realizar actos o tomar decisiones incorporando en ellas el criterio de sostenibilidad, y con ellas poder ayudar al medio ambiente, a sus habitantes y a preservar el planeta para generaciones futuras. En otras palabras, pensar en el planeta y a los demás, pensar como  con nuestros actos diarios podemos ayudarlos.

Aprendamos a pensar sostenible y ver más de lo que tenemos delante de  nuestros ojos:

  • Cuando compramos, debemos pensar en las personas que han elaborado, recolectado, transportado el producto. Como lo han hecho y han utilizado los recursos. De donde viene.
  • Cuando nos desplacemos, pensar en el tipo de combustible que utiliza el vehículo, como se ha producido, de donde viene. Pensar en otros medios de transporte
  • Cuando viajemos, pensar en el país que queremos visitar, si respeta los derechos de sus ciudadanos. Pensar en el tipo de hotel, si   beneficia a los trabajadores,  si respeta el entorno en el que está, si utiliza energías renovables o tiene una construcción sostenible.

En esta sección queremos aportar ideas para ayudarte a que pienses sostenible.

Con el tiempo pensar sostenible será algo innato y natural, en ese momento estaremos incorporando  la sostenibilidad en nuestra vida diaria.

 

 

Deja una respuesta